domingo, 7 de abril de 2013

Habichuelas rojas


Soñar es creer en un mañana mejor, si tenemos sueños y anhelos la vida se hace más intensa.





Soñar no cuesta nada es gratis y no le hace daño a nadie, ser creativo y astuto te hará diferente, he visto la población de chicas y todas tienen un común denominador, todas están vestidas de igual manera, porque la moda es la frecuencia y el valor que más se repite, entonces porque no comenzar a cambiar estos paradigmas tan aburridos y crear tu propia moda aunque parezca ridícula, extraña o cosas por el estilo, solo es cuestión de costumbre y repetición aburrida de la sociedad por imponer sus patrones y hacer de la sociedad un circulo monótono.



La moda la crea cada persona y cada persona es un mundo, nadie es igual a otro, algunos van de manera correcta como las agujas del reloj y otros van de manera retrógrada en sentido contrario según la opinión de otras personas, pero créanme mis queridos lectores no es así, Venus gira sobre su eje muy lentamente y en sentido contrario al de los otros planetas.

Si  el Planeta Venus gira en sentido contrario y es su normalidad, también hay personas que su normalidad es girar en otra dirección, cuando somos diferentes y giramos en otra dirección somos tachados o catalogados como desadaptados y siempre las personas desadaptados son los que han marcado historia en la sociedad y en el mundo porque han creído en ellos y han hecho sus sueños realidad por no hacer la frecuencia repetitiva de otros.

 La creatividad nace en cada uno de nosotros desde lo más simple como por ejemplo el rincón culinario y la magia de crear recetas impactantes y deliciosas.





Como este maravilloso plato de habichuelas rojas, que se le conocen también como caraotas rojas pero no frijoles, también hay una gran confusión ya que traducido en el inglés literario se lee frijoles rojos, en Venezuela la conocemos como Caraotas Rojas y el frijol es otro tipo de granos, según nuestra cultura.






Y si le agregamos un poco de auyama fresca y “ Parsnip" o chirivía en español” le aportan un sabor inigualable a las caraotas rojas y ni hablar de la tocineta refrita que se conoce también como "tocineta, panceta, tocino y bacon en inglés", todas son iguales de deliciosas cuando las sofreímos y se las agregamos a nuestras caraotas, el sabor cambia notoriamente.






Para terminar esta encantadora receta les dejo una invitación que puede ser tomada desde este mismo momento con la verdadera convicción de que los sueños si son posibles y nuestros anhelos algún día si se harán realidad.

Tu estas invitado a comenzar a ser tú mismo y a conocerte mejor, una vez leí en las Runas Vikingas “Quien se conoce a sí mismo, puede llegar a conocer a los Dioses ” sin máscaras, sin mancillas, para poder sacar el diamante que llevamos dentro y darle el brillo a nuestra vida que hemos dejado de un lado por seguir el ritmo de una sociedad que nos ha etiquetado y con el miedo de ser diferente a los demás, por los tabúes que nos inculcan desde la infancia.

     


     




Y cuando creemos que lo hemos perdido todo es cuando realmente comienza lo más hermoso de nuestra historia, que mejor manera de decirlo a través de esta maravillosa película titulada “ Perdona si te llamo amor”      Disfrutenlo !!!